Uniformes con superpoderes

Existen muchas razones por las que una empresa debe usar uniformes empresariales y es que en realidad éstos tienen superpoderes. Siga leyendo y se convencerá:

Los 8 beneficios de los uniformes de empresa

1: Proyecta profesionalismo.

Los uniformes además de identificar al personal ante los clientes también son capaces de transmitir una imagen de profesionalismo, especialización y servicio.

2: Aumenta el sentido de responsabilidad y pertenencia a la organización.

Llevar uniformes de trabajo crea en los colaboradores una sensación común de orgullo de pertenecer a una misma empresa lo que supone una motivación más para mejorar día a día.

3: Ahorra dinero y preocupaciones a sus colaboradores.

Gracias a los uniformes empresariales los trabajadores reducirán el desgaste de su propia ropa y no tendrán que esforzarse en pensar cual es el atuendo adecuado para realizar sus funciones.

4: Ahorra confrontaciones.

Crear pautas de vestuario en el trabajo requiere mucho tiempo y esfuerzo. Estas normas, además, no son siempre claras y las interpretaciones de estos códigos por parte de los trabajadores pueden acabar creando un mal ambiente laboral. Los uniformes corporativos resuelven de raiz este problema.

5: Ayuda a construir marca.

Los uniformes empresariales ayudan a construir y consolidar una marca. Son, sin duda, un elemento importante del branding corporativo que ayuda a proyectar la imagen más adecuada de la compañía y diferenciarse de la competencia.

6: Genera confianza en los clientes.

Está demostrado que los uniformes empresariales promueven la confianza de los clientes y este elemento es clave en negocios especialmente delicados, como por ejemplo servicios de Valet Parking en el que hay que entregar las llaves del carro a un «desconocido» o servicios de limpieza a domicilo.

7: Hace más fácil el cumplimiento de las actividades laborales.

Un uniforme adecuado ayuda a cumplir las actividades laborales de manera segura y efectiva. Una chaqueta con cinta reflectiva es muy útil en trabajos realizados en el exterior y…¿Qué sería del chef sin su delantal?

8: Mantiene a la empresa dentro de la ley.

Las empresas públicas y privadas deben dotar de uniformes empresariales y calzado tres veces al año de forma gratuita a todos los trabajadores que devenguen hasta dos salarios mínimos. Las fechas límite son el 30 de abril, el 31 de agosto y el 20 de diciembre.

El Ministerio del Trabajo podrá sancionar hasta con 5.000 salarios mínimos mensuales a las empresas privadas que incumplan con el reconocimiento de la dotación.

En Majuá Uniformes personalizamos las prendas para adaptarlas a las necesidades y gustos de su empresa.

Puede ver una pequeña muestra de lo que hacemos en nuestra web. Si necesita otro tipo de diseño, tela o funcionalidad póngase en contacto con nosotros y con gusto atenderemos su solicitud. Solicite ya una cotización escribiendo a ventas@majuauniformes.com

seccion_empresarial seccion_escolar